viernes, 23 de mayo de 2014

Capítulo 5: Largas Explicaciones



Fred aporreó fuertemente la puerta del piso, el corazón aún le palpitaba fuertemente en el pecho. No había abierto la gran mochila que cargaba en la espalda, pero por la pequeña charla entre atracador y atracado que había mantenido con su antiguo propietario imaginaba lo que había, y no podía dejar de preguntarse por qué Demian querría robarle la droga a un tipo tan peligroso como el Doctor.

Evelyn abrió la puerta y una expresión de alivio apareció en su cara al ver al joven ladrón intacto:

        
        ─ Lo has conseguido…─comenzó a decirle


─ De no haberlo hecho y teniendo en cuenta a quién le estaba robando no estaría vivo, ¿Esta Demian? Tiene que responder a unas cuantas preguntas.─ El tono despreocupado de Fred había desaparecido por completo.


Sin decir nada más, Evelyn se hizo a un lado y señalo al salón  con su mano derecha. Fred cruzó el umbral y camino con paso firme hasta la oscura habitación, Demian estaba de espaldas a él, frente a la ventana, con una mano en el bolsillo y la otra sujetando un cigarrillo firmemente.

       
        ─ ¿Ya lo sabes? ─ dijo sin girarse


─ ¿Qué acabo de robarle la droga al Doctor? Sí, lo sé. Esa información suele darse antes de ofrecer el trabajo. ¡Podría estar muerto ahora mismo!

        
        ─ Si te lo hubiera dicho antes ¿Habrías aceptado el trabajo?

        
        ─ Nadie esta tan loco como para robarle al Doctor


─ Sin embargo aquí estas y con la mochila que te pedí.─ Respondió Demian dándose la vuelta.─ ¿Qué te dio fuerzas para acabar el trabajo? ¿Fue el dinero?, ¿Mataste al camello asegurando su silencio?


─ Tu promesa de protección, no arriesgaría mi vida de esta manera ni por todo el oro del mundo. Estuve tentado a largarme cuando el camello nombró a su jefe, pero eres la primera persona que, al encargarme un trabajo, me ofrece una salida. ¿Habrías venido?


Demian sacó la mano de su bolsillo con el móvil aun agarrado en ella.


─ No lo he soltado desde que has salido por la puerta, al igual que lo haría por Evelyn. Quiero ofrecerte algo, si de verdad has hecho esto es que, por mucho que pienses que alguien tiene que estar loco de atar para hacer lo que te he pedido que hicieras, lo seguirías si fuera necesario.─ hizo una pausa, dándole una larga calada al cigarrillo antes de continuar─ Quiero que seas parte de The Whip.


Tras una larga charla de explicaciones pusieron al día a Fred, el cual estaba entusiasmado a la par que asustado. El proyecto de Demian y Evelyn era realmente impresionante y ambicioso, pero el riesgo de reemplazar a los señores del crimen de la ciudad asustaba a cualquiera.


─ Entonces, si he entendido bien, ¿Vamos a empezar apropiándonos del negocio de toda la droga de la ciudad?─ dijo finalmente Fred


─ Exacto, para ello voy a necesitar que pongas tu vida en peligro unas cuantas veces más, quiero que los atracos a sus camellos por una misma persona desquicien al Doctor y, llevado por la ira, cometa errores.


Fred tardó en contestar, pero puede que esta fuera la oportunidad que había estado esperando que llegará, el momento de convertirse en algo más y avanzar, el momento que llevaba esperando toda su vida.

            
        ─ Contad conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario